Tipos de encuestas

 

 

Tipos de encuestas

Las encuestas se pueden dividir en dos grandes categorías: el cuestionario y la entrevista, los dos puedes ganar dinero tomando encuestas pagadas. Los cuestionarios son por lo general instrumentos de medición que requieren la presencia física del entrevistado para poderlas completar, ya que es necesario señalar las respuestas (usando un lápiz o bolígrafo) a las preguntas que se encuentran plasmadas en el papel.

Ahora bien, en el caso de las entrevistas, estas son realizadas por el entrevistador en función de lo que va respondiendo el entrevistado. Algunas veces, es difícil distinguir una diferencia clara entre un cuestionario y una entrevista.

¿Por qué?

Por ejemplo, algunas personas creen que en los cuestionarios siempre se hacen preguntas cortas cerradas, mientras que en las entrevistas se establecen para realizar preguntas abiertas que permitirían respuestas amplias.

Pero te vas a dar cuenta que muchas veces, los cuestionarios tienen preguntas abiertas (aunque tienden a ser más cortas que en las entrevistas) y a menudo será posible formular una serie de preguntas cerradas al realizar una entrevista. No existe una regla exacta que limite el tipo de pregunta a realizar con cada instrumento de medición informativa.

La investigación que se realiza utilizando el instrumento de la encuesta ha cambiado drásticamente en los últimos diez años.

Tenemos encuestas telefónicas automáticas que usan métodos de marcado aleatorio. Por otro lado, existen quioscos computarizados en lugares públicos que permiten a que las personas soliciten su opinión.

Una variación completamente nueva de la entrevista grupal ha evolucionado hacia una metodología de grupos focales. Cada vez más, la investigación de encuestas está más estrechamente integrada con la prestación de un servicio.

Esto se observa por ejemplo, al rentar una habitación de hotel, te vas a encontrar con una encuesta sobre la mesa de noche o en la mesa. Tu camarero puede presentarse con una encuesta breve de satisfacción del cliente al momento de darte la factura.

Puedes incluso recibir una llamada para una realizarte una entrevista varios días después de tu última llamada a una compañía de informática que hiciste para obtener asistencia técnica.

Es posible también que se te solicite completar una breve encuesta cuando visites algún sitio web. Todos estos elementos tienen algo en común buscan recabar información sobre algún producto o servicio.

A continuación, mencionare cuales son los principales tipos de cuestionarios y entrevistas, tomando en cuenta, el punto potenciador de la tecnología que nos está llevando a una rápida evolución de los distintos métodos de medición de la información.

Cuando la mayoría de las personas piensan en los cuestionarios, representan en sus mentes la idea de la tradicional encuesta que se envía por correo.

Todos nosotros, en un momento u otro, hemos recibido un cuestionario por correo. Las encuestas por correo tienen muchas ventajas. Son relativamente económicas de aplicar. Puedes enviar exactamente el mismo instrumento a un gran número de personas.

Permiten que el encuestado lo complete a su conveniencia. Pero también tiene algunas desventajas. Las tasas de respuestas de las encuestas por correo suelen ser muy bajas.

Y, los cuestionarios por correo no son los mejores vehículos para solicitar respuestas detalladas por escrito.

Cuestionario

Un segundo tipo de encuesta es el cuestionario que se aplica a un grupo de personas. Se reúne una muestra de encuestados y se les pide que respondan a una secuencia estructurada de preguntas.

Tradicionalmente, los cuestionarios se aplican a grupos para mayor comodidad. El investigador le proporciona el cuestionario a quienes están presentes y esto le asegura que habrá una tasa elevada de respuestas.

Si los encuestados no tienen claro el significado de alguna pregunta, pueden solicitar una aclaración.

Y, a menudo existen entornos organizacionales donde es relativamente fácil armar un grupo (en una empresa o negocio, por ejemplo).

¿Cuál es la diferencia entre un cuestionario administrado a un grupo y una entrevista grupal o grupo focal?

En el cuestionario administrado a un grupo, a cada encuestado se le entrega un instrumento (una serie de preguntas) y se le pide que lo complete mientras permanece en la sala, salón o aula dispuesta para tal fin.

Cada encuestado completa solo un instrumento. En la entrevista grupal o el grupo focal, el entrevistador facilita la sesión. Las personas trabajan en grupo, escuchando los comentarios de los demás y van respondiendo a las preguntas.

Alguien toma notas por todo el grupo: Las personas no completan la entrevista de forma individual se realiza por consenso.

Entrevistas

Las entrevistas son una forma de investigación mucho más personal que los cuestionarios. En la entrevista personal, el entrevistador trabaja directamente con el encuestado. A diferencia de las encuestas por correo, el entrevistador tiene la oportunidad de sondear o hacer preguntas de seguimiento.

Y, las entrevistas generalmente son más fáciles para el entrevistado, especialmente si lo que se busca son opiniones o impresiones. Las entrevistas pueden consumir mucho tiempo y requieren muchos recursos.

El entrevistador se considera parte del instrumento de medición y los entrevistadores deben estar bien capacitados para responder a cualquier contingencia.

Casi todas las personas (por no decir todas) están familiarizadas con la entrevista telefónica. Las entrevistas telefónicas permiten a un investigador reunir información de manera rápida.

La mayoría de las principales encuestas de opinión pública que se emiten se fundamentan en entrevistas telefónicas. Al igual que las entrevistas personales, permiten cierto contacto de personal entre el entrevistador y el entrevistado. Y brindan la oportunidad a que el entrevistador haga preguntas de seguimiento.

Pero también tienen algunas desventajas importantes. Muchas personas no tienen números de teléfono públicos. Algunos no tienen teléfonos. A las personas a menudo no les gusta la intromisión de una llamada a sus hogares.

Además, las entrevistas telefónicas deben ser relativamente cortas o las personas van a sentir que la acosan o se importunarán porque no tienen tiempo para estar respondiendo miles de preguntas. El tiempo es oro.